CAMINO DE PERFECCION SANTA TERESA DE AVILA PDF

She wrote it for her sisters, but there is much for the lay man or woman to take from it as well. She calls it the prayer of perfect contemplation. Within the context of the petitions of this prayer, she teaches many lessons on praying the prayer itself, on I rarely rate a book five stars, but this one certainly deserves the rating. Within the context of the petitions of this prayer, she teaches many lessons on praying the prayer itself, on avoiding temptation as well as how to endure temptation. In speaking about the petition: Give us this day our daily bread

Author:Mezigore Fenrill
Country:Tajikistan
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):9 May 2013
Pages:47
PDF File Size:5.13 Mb
ePub File Size:18.62 Mb
ISBN:700-4-28473-225-9
Downloads:69434
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mikagal



Queda prohibida la reproduccin total o parcial de esta publicacin por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la auto- rizacin previa, expresa y por escrito del editor. Toda forma de utili- zacin no autorizada ser perseguida con lo establecido en la ley fe- deral del derecho de autor. Derechos reservados conforme a la ley. Mixcoac, Mxico, D. Fax: Impreso y hecho en Mxico. Printed and made in Mexico. A pesar de la distancia de tiempo y lugar en que ellos vivieron y escribieron, pueden orientar la existencia de los creyentes de todas las pocas.

Ellos ensean actitudes bsicas para responder al Seor de la historia, que cuestiona e interpela en cada poca. Los msticos tienen la misin de orientarnos en los vericuetos del itinerario hacia Dios, que abarca todas las dimensiones de la vida cristiana: la personal y la eclesial; las relaciones con Dios, con las personas y con las cosas; la oracin y la accin. Por eso la lectura de sus escritos es especialmente iluminadora. Con todo, sucede en ocasiones, que el lenguaje que utilizan para transmitirnos su mensaje puede dificultar su lectura y comprensin.

Ellos son hijos de su poca y, por tanto, expresan sus experiencias y transmiten su doctrina condicionados por la forma de hablar y de escribir de su tiempo. Las lenguas evolucionan, los modismos cambian, el significado de las palabras se modifica, algunas de ellas caen en desuso. En ocasiones, las personas se desaniman ante ese obstculo. La presente edicin de los libros de Teresa de vila, primera Doctora de la Iglesia, sale al encuentro de esa dificultad para ayudar a superarla a quienes desean acercarse a una experiencia espiritual y una doctrina que han marcado profundamente la vida de la Iglesia en los cuatro ltimos siglos.

Para ello, se publica, con la autorizacin de su autora, la Sra. Ella nos habla en la introduccin a su edicin de la dificultad que encontr cuando comenz a leer los escritos teresianos: a veces haba largos prrafos que tena que reordenar para entenderlos, o palabras ya fuera de uso.

Los escriba en mi lenguaje actual. Qu pobre suena al lado del otro! Pero el procedimiento me ayudaba a entender mejor las luminosas ideas. Al editar esta adaptacin de la Sra. Nattero, se quiere facilitar el acceso a todos los grandes libros teresianos para que los cristianos de hoy puedan aprovechar la riqueza humana y espiritual que nos transmiten. Despus de un primer acercamiento a ellos en este lenguaje actualizado, ser ms fcil leerlos en el castellano del siglo XVI que ha hecho de santa Teresa una de las cumbres de la literatura castellana.

La grandeza y seguridad de su doctrina, el tono coloquial de sus escritos y la gracia y viveza de la narracin hacen insustituible el acceso a los textos originales una vez que uno ha logrado asimilar su contenido en una lectura hecha en un lenguaje ms claro y actualizado. Nuestra edicin cuenta tambin con la riqueza de las introducciones que hace a cada una de las obras el P.

Maximiliano Herriz, uno de los mejores especialistas teresianos. Mxico, D. Pero tambin el miedo por la palabra inflamada de la carmelita, que haba saltado ya tambin a la arena de la vida eclesial con la fundacin de una nueva presencia religiosa femenina. Estaban ya en el crculo de sus primeros discpulos. Pero los tiempos les pedan extremada prudencia. De ah el consejo apremiando a Teresa a empuar de nuevo la pluma para satisfacer su apetito espiritual sin embarcarlos en un temido desaguisado, para educar al grupo aguerrido de mujeres que le siguen en su aventura fundacional: Fue de suerte esta relacin, que todos los letrados que la han visto que eran sus confesores decan que era de gran provecho para aviso de cosas espirituales y mandronle que la trasladase e hiciese otro librillo para sus hijas que era priora adonde les diese algunos avisos CC 53, 8.

As arranca su historia este segundo libro teresiano, pisando los talones del primero. Gnesis y proceso redaccional 1. Teresa deja constancia de esto en las primeras palabras del prlogo: las hermanas me han tanto importunado les diga algo de ella [de la oracin], que me he determinado a las obedecer. Ella cuenta en su haber: ante todo el amor y deseo de su bien; aos y experiencia. Por otro lado, los letrados, hay cosas menudas a las que los letrados, por tener otras ocupaciones ms importantes y ser varones fuertes, no hacen tanto caso y a nosotras nos pueden daar prl 3.

No obstante sigue pensando que es cosa tan desconcertada hacer yo esto prl 2. Habla de vergenza y experimenta confusin escribiendo mucho de lo que escribo 25, 4.

Le ayuda el ambiente en el que vive: priora y madre espiritual del grupo enfervorizado, vido de saber de su vocacin, abierto a la enseanza de la madre, aos los ms descansados de mi vida, dir un decenio despus F 1, 1; V 40, Ella est viviendo en plena efervescencia mstica.

Se le abren horizontes ilimitados: para algn gran fin las riquezas que el Seor pona en ellas F 1, 6. De dilogos intensos y frecuentes surgi el librillo, testimonio escrito de una realidad y unos deseos 13, 1. Memorial y profeca. Dilogo vivo2 que se vaca ahora en los folios bajo el efecto de una gruesa de inspiracin: Mas qu de cosas se ofrece en comenzando a tratar de este camino!

Ojal pudiera yo escribir con muchas manos para que unas por otras no se me olvidarn! CE 34, 4. Cuando el lector se encuentre con esta sigla CE que sepa que remite a la primera redaccin de Camino. Las dems citaciones corresponden a la 2, la que habitualmente se publica en todas las ediciones, originales y traducidas.

Se pone a escribir sin saber lo que he de decir; sin asiento, con tan poco lugar, sin poder volver a leer lo escrito. Es un autntico manifiesto para una iglesia en pie de reforma, escrito por una mujer con una honda y ardiente pasin eclesial. En este sentido tiene razn el patrocinador de la primera edicin, bastante defectuosa, al ao de morir su autora: Su espritu [de Teresa] vive en la doctrina de este libro. El ambiente social y, sobre todo, eclesial palpita en su gestacin y nacimiento.

Un detenido y pormenorizado anlisis interno del libro ha llevado al gran teresianista carmelita Toms lvarez a fechar su composicin como probable en En la datacin est en juego la fijacin de la evolucin del carisma teresiano: la afirmacin de su dimensin eclesiolgica y la aparicin del ideal misionero. Pens que as no estaba en condiciones de llegar a las destinatarias. En la aproximacin al texto dir los puntos de crtica sobre los que se pronuncia Teresa. Posiblemente acomete esta segunda redaccin inmediatamente, limando ciertas expresiones pero manteniendo firme la doctrina.

Es la redaccin de Valladolid CV o simplemente C porque el cdice teresiano se conserva en la comunidad de carmelitas descalzas de esta ciudad castellana. Es la que ha ganado las preferencias de los editores en la historia del teresianismo. Tampoco sta mereci no pocas correcciones. Se multiplicaron las copias deficientes. He aqu el testimonio de una carmelita de la primera hora, inteligente, muy querida de la madre fundadora: Cuando venan [estas copias a manos] a sus manos [de Teresa], deca: Dios los perdone a mis confesores que dan lo que me mandan escribir, y ellos por quedarse con ello trasldanlo y truecan algunas palabras, que sta y sta no es ma, y luego las borraba y pona entre renglones de su letra.

Era capital para la transmisin del carisma, texto bsico de formacin del Carmelo, femenino ante todo. Segn testimonio del patrocinador de la edicin, don Teutonio de Braganza, arzobispo de vora Portugal , la autora le pidi encarecidamente lo mandase yo imprimir.

Teresa misma le escribe: La semana pasada escrib a v. Hasta las monjas carmelitas se unieron al rechazo, porque no omos a nuestra santa madre. Una cabeza de letrado se asomaba a las pginas del primer libro editado de la madre de espirituales.

El trabajo que he tenido en escribir, que no por cierto en pensar lo que haba de decir 42, 7. La oracin es la leccin de este escrito teresiano: la oracin, camino de perfeccin. Y, puesto que tiene ante sus ojos a un grupo de personas de entendimientos tan desbaratadosque no hay quien los haga parar 19, 2; 26, 2 , que no pueden recogerse, voy a hablar de unos principios y medios y fines de oracin, aunque en cosas subidas no me detendr 21, 4.

Pero hay otras formulaciones muy iluminadoras sobre el contenido de Camino. He aqu algunas: Y as no os espantaris de lo mucho que he puesto en este libro para que procuris esta libertad 19, 4. Y ms adelante: Todo lo que he avisado en este libro va dirigido a este punto de darnos del todo al Criador 32, 9.

Donacin total, disponibilidad a Dios para que pueda poner y quitar como en cosa propia 28, Est llamndonos la atencin sobre lo que constituye una de las piezas clave de su doctrina, la que llamaremos despus pedagoga de la oracin. Concluyamos: Camino es un tratado de vida espiritual. Concluyendo el libro escribe: Ya habis visto [que el Padre Nuestro] encierra en s todo el camino espiritual, desde el principio hasta engolfar Dios el alma y darla abundosamente a beber de la fuente de agua viva, que dije que estaba al final del camino.

Nos la explica con cuidado para guiarnos en la lectura: hasta aqu nos ha enseado el Seor todo el modo de oracin y contemplacin. Contina: Ahora ya comienza el Seor a darnos a conocer los efectos 37, 1. Si a ste aproximamos otro texto tendremos el esquema claro: antes de hablar de la oracin presenta algunas cosas que son necesarias tener para los que pretenden llevar camino de oracin 4, 3.

Iniciaba as este captulo: Ya, hijas, habis visto la gran empresa que pretendemos alcanzar. Luego visualizamos las partes de la estructura interna del libro sealando los captulos: 2 Presupuestos de la oracin o virtudes grandes 4- 23 3 Oracin: naturaleza, desarrollo, exigencias 4 Efectos de la oracin-contemplacin Una breve pauta de lectura: 1 : la gran empresa es ser buenos amigos de Jess creando comunidad, iglesia domstica con la vista puesta en el mundo en llamas.

Comunidades contemplativas al servicio del reino. Estructura antropolgica del hombre nuevo. Hay que empearse en esta reestructuracin con determinada determinacin. El 22 adelanta una presentacin de la oracin. La comunin eucarstica es un momento privilegiado para esta oracin. Camino es una gran ventana abierta al mundo social y eclesial. Llamativamente elocuente: la autora, que escribe para explicar la vocacin religiosa a un grupo de mujeres encerradas para vivir al servicio de los dems en la contemplacin, entra con decisin en cuestiones candentes del momento.

Sin tener en cuenta este contexto histrico muchas pginas del libro resultarn indescifrables. En el centro del escenario est la mujer. Situacin deplorable, de marginacin absoluta y mnimo margen de movimiento. Los jueces del mundo [son] todos varones; las mujeres estn acorraladas, aborrecidas, no hay virtud de mujer que no tengan por sospechosa, sin capacidad de hacer cosa que valga en pblico.

Jess, en cambio, las favoreci con mucha piedad y hall en ellas tanto amor y ms fe que en los hombres. Por otro lado, veo los tiempos que no es razn desechar nimos virtuosos y fuertes, aunque sean de mujeres CE 4, 1. La reaccin del guardin de la fe se despach a gusto manchando el texto hasta volverlo ilegible. La irona salta a raudales en muchas pginas teresianas sobre el estatus establecido de la mujer. En esta crtica dura sigue en los siguientes apartados, pues la mujer est en el punto de mira.

LIONBOY THE TRUTH PDF

Camino de perfección

En tus escritos plasmaste tu voz y tu alma. Por ventura merecemos nosotros mejor nos la tengan? Buen castigo han ganado por sus manos y bien han granjeado con sus deleites fuego eterno. Pero lo hace con gran apertura de angular. Esas notas marginales las hemos omitido en el presente libro.

EL FIN DEL ESTADO NACION KENICHI OHMAE PDF

CAMINO DE PERFECCION SANTA TERESA DE AVILA PDF

.

GSM MODEM WAVECOM Q2303A PDF

Camino de Perfección

.

Related Articles