LA BALSERITA PDF

Verdadero o Falso. Escribe una V si el enunciado es verdadero yuna F si es falso. Justifica las falsas. Ella vive junto a sus padres y sus hermanos, todos pescadores. Su gran amigo es Diego y juntos van cada maana a la escuela. Para llegar a ella deben ser llevados en balsa al otro lado de la caleta.

Author:Gujinn Zulkigal
Country:Paraguay
Language:English (Spanish)
Genre:Spiritual
Published (Last):28 October 2015
Pages:88
PDF File Size:20.17 Mb
ePub File Size:19.33 Mb
ISBN:929-8-18946-711-3
Downloads:48235
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Arajar



You are on page 1of 73 Search inside document 1. Ella y su compaero esperaban por una lancha que los 4. De pronto, la nia vio ciertos destellos que se desplazaban enmedio de la bruma, como pequeos peces fuera del agua, amenazando con regresar de un salto a su mundo submarino.

Desde el muelle, ambos miraban en silencio aquel paisaje de ensueo. Diego montaba su esplndida bicicleta, pedaleando de un lado a otro, como si la pasarela de madera no existiera. En medio de la bruma, mecida por las olas, apareci una imponente figura, cuando la neblina comenzaba a dejarle un espacio de cielo al ocano.

La nia se estremeci de la cabeza a los pies, como si una brisa glida la dominara, porque crey haber visto a su hermano. El rostro del muchacho hizo unamueca de asombro y salt como un resorte,perturbado por la repentina reaccin de sucompaera. Qu pasa? No, nada titube ella. Nos vienen a buscar? Tiara permaneci expectante unos segundos antela sorprendente aparicin que emergi de la nada:mecida por las olas, flotaba la imponente piragua.

La nave se acerc. Ocho hombres la tripulaban. Entre ellos se encontraba el abuelo de la nia yKiko, el hermano mayor de Tiara. Ataviados con finas plumas multicolores, lostripulantes de aquella embarcacin maravillosadetuvieron el acompasado movimiento de losremos a escasos metros de la costa.

Tiara buscrefugio junto a Diego; temblaba de miedo. Eres una Miru! Miembro denuestra estirpe real. Son los prncipes Ariki Paka y vienen por tirespondi el anciano. Qu bueno! Para que nos lleven a la escuela. Navegamos contra el tiempo respondieronapremiados los prncipes. Es largo el viaje hastalas costas del Poike. Y mi papito? El competir en una prueba muy durarespondi el abuelo.

Quiero ir a verlo! Tiara se apresur Kiko, aborda tu pora yrema hasta nuestra embarcacin. Tengo que subirme a la balsa? Eres navegante, igual que nosotrosrespondieron los prncipes. Mientras la nia intentaba separarse de su amigopara obedecer las instrucciones que reciba,impulsada por la misteriosa voluntad que la 8.

Vienes, Diego? El muchacho dud. El abuelo y Kiko exigieron ala nia que se apurara, que no haba tiempo queperder. No ir sin l respondi Tiara.

Que aborde la nave ordenaron los prncipes. Vamos, Diego dijo Tiara. Monta de unavez en tu bici y ven conmigo. Al escuchar que Tiara mencionaba la bicicleta,Diego, vctima de una fuerza misteriosa y consorprendente habilidad, comenz a desplazarselentamente por el embarcadero, zigzagueando deun lado a otro, a punto de perder el equilibrio,avanzando hasta el agua.

Eran saltos pequeos, conuna rueda primero y luego con la otra, logrados alapretar y soltar los frenos. Pareca un caballodesahogando su dicha; una extraa figura de gomaque rebotaba sobre el entablado resbaladizo. Lania no haca ms que celebrar la habilidad de sucompaero.

Tiara contemplaba maravillada la destreza deDiego. Ella corri a los botes, junto a los cuales 9. Acomod su mochila, desat la amarra y de unsalto abord decididamente la dbil embarcacin.

Arrodillada en la Y mi papito? Se embarc temprano. Aqu no hay hombreflojo, chica. Y el Kiko? Sali de pesca con su padre, hija. Tiara fue a mirar por la ventana. Para su sorpresa,la bruma se mantena suspendida sobre el mar talcomo la viera en su sueo. En el embarcadero lepareci distinguir a Diego, inmvil frente al mar,sosteniendo su bicicleta con ambas manos, como siestuviera dispuesto a lanzarse al agua con ella.

Entonces, la nia record el sueo que habatenido y regres entusiasmada a la cocina. Vertileche caliente en un jarro enlozado y la endulzcon azcar.

Se sent a cubrir de margarina unamedia rebanada de pan amasado recin sacado delhorno y apur el desayuno. Mientras beba el restode leche humeante, fue asaltada por una idea quela hizo temblar de pies a cabeza: tal vez su madre Detodos modos, la nia prefera no faltar a clases. Enla escuela, al menos, poda deambular por lospasillos, aun cuando nadie la acompaara. Y frenteal profesor, siempre exista la posibilidad de alzarla mano y ser tomada en cuenta.

Por fortuna, su madre estaba demasiado ocupadaen sus quehaceres como para preocuparse de la hijadel medio, la que al parecer a nadie importaba. Pero si al menos regresara su padre o su hermanode la pesca Se sentira reconfortada? Mam, tengo que ir a la escuelarog. Hija respondi despus de un rato la madre,afanada como estaba en el cuidado de sus hijospequeos, no faltar quien la balsee. Tiara se levant de un salto de la mesa y volvi alcuarto de bao.

Cepill con descuido sus dientes,se enjuag la boca con un potente sorbo de agua ytermin de limpiarse los labios con un pao dealgodn, bordado con delicadas flores rojas yamarillas. Chao, mam! Vyase como pueda, hija respondi lamadre. Con su uniforme azul, sali a la bruma de lamaana.

Saltando como una gaviota, sigui elcamino que sealaba la estrecha pasarela. Hastaque descendi por la escalinata de madera queconduca al muelle. Tiara se aproxim a su compaero de escuela y leofreci la mejilla para aceptar un beso desganado ytibio.

De uno de sus bolsillos sac la delgada cuerdapara el juego del kai-kai su entretencinpredilecta, mientras esperaba el bote que losbalseara hasta la caleta de la escuela. Anoche so contigo dijo, sonriendo. Qu cosa, Huevito? Pero Tiara no respondi. Tens el cordel entresus dedos entumecidos y con los pulgares y losndices form diversas figuras a medida quecantaba:Kiakia; kia kia;tari rau kumara,i te ehuehu; Ya est la Pascuala con sus cosas extraas!

No le dicen Pascual a tu padre? Por qu no le dicen Huevito tambin? Porque l no come huevos como t lo hacascuando eras chica prosigui Diego. Encambio, l viene de Isla de Pascua como toda tufamilia. Por qu? Porque no entiendes mi canto. A quin le importa? Golondrina de mar, golondrina;traes ramitas de camote,en la penumbra y en la suave neblina. Qu bonito! Como tu bicicleta replic Tiara, muymolesta.

Qu tiene mi bici? De qu sirve? Bueno, pero ya lo usar cuando pongan elnuevo generador de electricidad. Que quieres ser maestra cuandogrande! Si tu sueo es andar en bici respondiTiara, por estas pasarelas donde apenas cabe unapersona, yo sueo con ser directora, igual que la taEmilia.

Puedo rerme un rato? Puedes, pero no me gusta que se ran de m. En ese preciso momento se acerc a ellos lamam de Diego. Por un instante guardaron silencio; aregaadientes hicieron una tregua. En el fondo desus corazones abrigaban sentimientos de mutuaaprobacin.

DA 3349 FILLABLE PDF

COMPRENSIÓN DE LECTURA LA BALSERITA.docx

.

6AV6643 0BA01 1AX0 PDF

La Balserita

.

ALAN FURMANSKI LIBRO PDF

balserita 3

.

LIVING ENLIGHTENMENT NITHYANANDA PDF

.

Related Articles