ISHA PORQUE CAMINAR SI PUEDES VOLAR PDF

I usually get turned off when a book talks about "systems", "programs" - but this is a really simple way to keep yourself in your heart and out of your head. In my mediation practice, I still sometimes struggle with all my thoughts - this has helped me let go and live in the moment. This wonderful system includes a Diamond portal with four facets. Each facet includes an important lesson embracing the present moment, accepting without judgment, loving oneself, and being one with the universe as well as an accompanying meditation series and mantra. The purpose of this program is to open oneself to unconditional love.

Author:Kazikinos Voodooshicage
Country:Ecuador
Language:English (Spanish)
Genre:Education
Published (Last):16 December 2013
Pages:446
PDF File Size:12.6 Mb
ePub File Size:4.59 Mb
ISBN:749-6-68628-618-2
Downloads:92025
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kizilkree



Una pareja de recin casados se mud a un apartamento en un vecindario muy concurrido. La primera maana en su nuevo hogar, despus de haber hecho el caf, la joven esposa mir por la ventana y vio que la vecina colgaba las sbanas para secar- las.

Qu sbanas tan sucias! Yo debera ir a ensearle cmo lavar apropiadamente. Cada dos das ella le murmuraba lo mismo a su esposo con desdn, mientras vea a su vecina colgar las ropas sucias desde tempranas horas del da.

Pasado un mes, una maana la joven esposa vio con sorpresa que su vecina estaba colgando las sbanas perfectamente limpias. Ella exclam: Mira, nalmente aprendi a lavar la ropa, me pregunto quin la habr enseado!

Y el marido le contest: Por que caminar. Cada uno de nosotros ha estado viendo a travs de una venta- na toda la vida. Manchada por las creencias e ideas adoptadas del pasado, esta supercie distorsionada crea nuestro mundo y gobierna nuestra percepcin del universo. En la mayora de los casos, nuestras ventanas estn cubiertas por la mugre y el polvo de toda una vida, nublando nuestra visin, bloqueando la luz de la verdad de nuestra vista.

La ventana de la mente se ensucia cuando el subconsciente se llena de opiniones basadas en la autocrtica y el miedo. Des- afortunadamente, ste es el caso de muchos de nosotros y por ende los pensamientos incesantes y errticos son nuestros com- paeros constantes.

Nuestras mentes adultas se encuentran en perpetuo caos y contradiccin. Nuestros pensamientos deman- dan en todo momento nuestra atencin, mientras saltamos de una distraccin a otra.

Este pensar incesante afecta nuestro sis- tema nervioso y en pocas ocasiones habitamos en el momento presente, que es donde podemos encontrar la paz. Cmo logran esto nuestros pensamientos? El secreto yace en la vibracin. Nuestros pensamientos tienen una vibracin, as como cualquier sonido la tiene.

Ellos resuenan dentro de nuestro sistema nervioso, afectando nuestro ritmo vibratorio interno. Cuando nuestros pensamientos son errticos y con- ictivos crean una vibracin disonante en el cuerpo. Cuando nuestros pensamientos son armoniosos y creativos la vibracin de la unidad los envuelve.

El descontento de la humanidad Raras veces nos sentimos completos en el presente. En el mun- do moderno, personas de todas las clases sociales y estilos de Por que caminar. Frecuentemente nos encontramos anhelando algo ms. Sin importar lo que hayamos logrado en nuestras vidas, la plenitud que tanto deseamos se mantiene elusiva. Muchos encontramos que nuestra atencin gravita en torno a lo que est mal en nuestras vidas.

Es difcil que nos enfoquemos en apreciar las cosas maravillosas que tenemos; en lugar de eso, ha- bitualmente criticamos lo que nos rodea y culpamos de nues- tro descontento a lo que est afuera.

Raramente estamos en el momento presente lo suciente como para abrazar la magia del ahora. Siempre he sido una persona que logra ms de lo espera- do, poniendo todo mi corazn en lo que hago; pero, durante la mayor parte de mi vida me pareci que no era suciente.

Me senta insatisfecha conmigo misma, siempre estaba espe- rando algo ms. Incapaz de apreciar completamente las cosas que haba alcanzado, estaba enfocada incesantemente en lo que me faltaba. De hecho, aunque aparentaba ser una mujer poderosa, exi- tosa y segura, en lo profundo siempre dudaba de m.

Me cri- ticaba constantemente, y a pesar de no ser consciente de esto, debajo de mi personalidad en apariencia tan segura de m mis- ma, yaca un miedo enorme. Hasta cierto punto, todos experimentamos esta desilusin de nosotros mismos. Sin importar el lugar del planeta en que estemos, podemos sentir este descontento, aunque culpemos de nuestro tormento interno a nuestra ubicacin o nuestras cir- cunstancias.

Puede suceder en las grandes ciudades, a pesar de las constantes distracciones de nuestro mundo automatizado y de la presencia de una creciente poblacin en las metrpolis. Las per- sonas mueren de depresin profunda y soledad hasta en el mismo corazn de lugares como Manhattan o Buenos Aires. Y tambin puede suceder en el campo, a aquellos que solamente estn ro- deados por el mundo natural y por las personas que aman.

Por que caminar. La mayora de nosotros tiene una idea de cmo debe ser la felicidad. Tendemos a verla en el futuro, cuando podamos pa- gar una casa ms grande, comprar un auto nuevo, encontremos la pareja perfecta, los nios crezcan, nos jubilemos. Has notado que cuando logras una meta el mejor traba- jo, la casa ms grande, la nueva pareja, siempre hay algo ms en lo cual pones tu corazn? Parece que sin importar lo que logremos, la plenitud est siempre ms all de nuestro alcance.

Por qu nunca nada es suciente? Estamos esperando que algo pase, cualquier cosa que pueda traernos la satisfaccin que nos ha eludido por tanto tiempo. El futuro parece contener nuestra nica esperanza de plenitud verdadera, mientras el momento presente que es donde siem- pre estamos, sin ningn esfuerzo es donde menos esperamos encontrarlo.

Qu es lo que nos impide descubrir la belleza de la vida vivida en el ahora? La causa no es externa, como puede que pensemos frecuentemente, sino interna. Yace dentro de nues- tras mentes. La matrix de la mente El intelecto es uno de los grandes tesoros de la experiencia hu- mana. Los descubrimientos cientcos y los recientes avances en las co- Por que caminar. Sin embargo, el alcance de la mente, aunque sea variado y fascinante, es limitado. Por ejemplo, ella no puede entender completamente las complejidades del amor.

En lugar de eso, tiende a enfocarse en lo banal y revolotea incesantemente de un pensamiento a otro. Aun en medio de la ms grandiosa belleza por ejemplo, viendo el sol ponerse sobre una dorada ladera, la mente vaga por otros momentos, otros lugares. Este atardecer es maravilloso. Dicen que un atardecer como ste signica que vamos a tener un da soleado maa- na. Espero que as sea, porque es mi nico da libre y tengo muchas cosas que hacer.

La primera cosa que debo hacer es ir al gimnasio en la maana. Tengo que perder peso! Y luego tengo que ir a la ferretera a comprar pintura, lavar mi ropa, arreglar la casa para cuando lleguen los invitados y ver qu voy a cocinar para la cena. La ltima vez que invitamos gente a la casa realmente les gust aquel plato de pasta, tal vez de- bera hacerlo de nuevo.

Era tan malo el pastel de cumpleaos que trajeron nuestros amigos esa vez, era terrible. Oh, no! El cumpleaos de mi mam es maana y olvid enviarle una tarjeta. Soy una hija terrible Por identicarnos tan profundamente con el parloteo constante de la mente, hemos perdido de vista todo lo que se encuentra ms all de sus lmites: nuestra verdadera grandeza, la cual yace enterrada debajo de los pensamientos y opiniones limitados de la mente.

Cuando esto sucede, la mente se trans- forma en una matrix. Estamos atrapados en esta matrix mental. Es como una red que nos apresa y nos imaginamos que la red es todo lo que hay. Nos encontramos pegados en las formas limitadas de pensa- miento que aprendimos de nios. Mu- chos creemos que no somos tan buenos como otras personas. Desde la temprana infancia, se nos dice que somos inadecua- dos, intiles y hasta estpidos.

Con certeza, yo no escap de la matrix durante mi crecimiento. Cuando viva en Melbourne, Australia, en mis aos de estudiante, era mucho ms alta que la mayora de los nios de mi edad. Mi estatura me haca una excelente corredora y fcilmente dejaba atrs a mis competido- res en cualquier carrera.

Mis profesores me decan: No ganes por tanto. Haces que los otros nios se sientan mal. Como re- sultado de esto, comenc a contener parte de mi habilidad. Yo establec mis propios frenos. Empec a creer que yo no debera brillar, sino solamente ser normal.

Poco despus, los profesores de mi colegio de seoritas re- probaron mi comportamiento extrovertido. Crean que una jo- ven dama deba ser recatada y sin pretensiones, nunca sobresalir del grupo, nunca estar en un rol protagnico. Yo estaba tan des- esperada por su aprobacin que me volv insegura.

Con el tiem- po, adopt su opinin como si fuera la ma, e imaginaba que deba haber algo malo conmigo porque no era la callada y pasiva mujer que ellos pensaban que debera ser. Aprend a dudar de m misma todo el tiempo. Empec a actuar la pequeez.

En lugar de volar alto, inspirndonos en la magnicencia y belleza de la vida, la mayora de nosotros juega a la pequeez. Sencillamente, no vemos nuestra grandeza, entonces encarnamos el pobre signicado de nosotros mismos que hemos internaliza- do de nuestra familia, de la escuela y de la sociedad en general. Como consecuencia de eso, todos damos vueltas en un ambiente nebuloso, buscando incesantemente paz, amor y felicidad. Anhelamos la libertad absoluta. Queremos volar como el halcn. Queremos ser todo lo que podemos ser, pero en lu- Por que caminar.

Hemos aceptado ser dominados por la matrix de la mente, como si la forma en que pensamos de nosotros mismos es todo lo que realmente somos. La dualidad y sus contrastes La matrix de la mente est siempre tratando de intelectualizar y entender. Est siempre enfocada en lo bueno contra lo malo, lo correcto contra lo incorrecto. De hecho, bueno, malo, correcto y equivocado son las bases de la matrix, pues observa todo des- de el punto de vista de la dualidad o de la separacin.

La matrix encaja el mundo dentro de categoras, etiquetando todo y a todos los que nos rodean. Hasta cierto punto, estas etiquetas nos permiten experimentar la vida humana, pero cuando se convierten en nuestra nica forma de percepcin y las conside- ramos verdades absolutas, perdemos la inocencia que se deleita en la maravilla de la existencia.

VITAL BREATH OF THE DAO PDF

¿Por qué caminar si puedes volar?

La primera faceta. Abrazar el momento presente La segunda faceta. Aceptando lo que es, sin juicios La tercera faceta. Abrir el portal. Incorporar las facetas en tu rutina diaria Los siete componentes del Sistema Isha Desplegando tus alas.

GRUNDSTCKSMARKTBERICHT STUTTGART PDF

ISHA / ¿Por qué caminar si puedes volar?

.

EL MISTERIO DEL AUREO FLORECER PDF

megustaleer

.

Related Articles